Ballet

Nació como parte de la ópera y desde que se separó, el ballet clásico no ha hecho más que deleitar: además de la admiración que causa, también ha provocado críticas por su severidad y por exigir lo que algunos señalan como «poses poco naturales». Pero en los últimos tiempos ha estado ganando popularidad como una forma de ejercicio.

Ya no son sólo niñas en tutú. Olvida la imagen tradicional de niñas en tutús rosados.

Hoy en día, las clases de ballet bien pueden estar dirigidas a gente mayor que no sueña con ser prima donna.

Su intención es mantenerse en forma y sano, lo que nos llevó a preguntarnos cuáles son los beneficios de entregarse a esta antigua forma de arte.

Clases INFANTILES y de ADULTOS.

Boletín de Notícias